Violencia de género digital y telemática: modalidad y tipo de violencia contra las mujeres a través de las redes sociales y de las nuevas tecnologías (2022)

Por Alejandro Sanjuan (1)

I - INTRODUCCIÓN

En la actualidad, resulta innegable cómo el avance de las nuevas tecnologías de comunicación e información ha impactado en la vida cotidiana de las personas. Esta irrupción ha generado cambios tanto en el aspecto individual como social y comercial de la relaciones. Dicha realidad hizo surgir, en el campo que nos ocupa, tensiones entre el derecho a la expresión, a la información, a la libertad, a la intimidad, a la privacidad, a la seguridad y el orden e interés público.

Dentro de este contexto, resulta frecuente que mediante la utilización de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.) y/o servicios de mensajería (SMS, WhatsApp, etc.) se lleven a cabo actos de violencia, maltrato o difamación.

El objeto del presente artículo consiste en analizar el impacto de las nuevas tecnologías en el derecho de las familias y, en particular, en los casos de violencia por razón de género contra la mujer. Ello en virtud de que las formas de violencia de las que actualmente resultan víctimas las mujeres en la vida real se han trasladado también al mundo virtual mediante la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (en adelante, TIC). Sin embargo, este desplazamiento al mundo virtual tiene ciertas características que convierten a la violencia digital y telemática en una modalidad y tipo específicos de violencia contra la mujer.

Por ello, resulta fundamental el análisis de los caracteres propios que presenta esta nueva forma de maltrato, a los fines de poder desarrollar estrategias de prevención y atención que resulten adecuadas para su tratamiento y erradicación.

(Video) 10 formas de violencia de género digital - #HaySalida - #Fuerzaenmivoz

II - PRIMERA APROXIMACIÓN: CONCEPTOS Y CUESTIONES TERMINOLÓGICAS

2.1. Violencia por razón de género contra las mujeres

Siendo el objeto del presente el estudio de la violencia que se ejerce contra las mujeres a través de las redes sociales y de las nuevas tecnologías, corresponde comenzar definiendo precisamente ala violencia por razón de género.

Así, debemos señalar que arribar a este concepto ha sido el producto de un largo proceso. LaDeclaración Universal de los Derechos Humanosconstituyó un hito en el proceso de protección internacional de los derechos humanos. Pero si bien esta Carta estableció una protección general contra la violación de los derechos de todas las personas “sin distinción de sexo” (art. 2), lo cierto es que no particularizó la situación especial en que se hallaban las mujeres, y solo se refirió a una protección respecto del ámbito público de desarrollo de las relaciones interpersonales, dejando fuera la mayor cantidad de supuestos en los que las mujeres podían resultar víctimas de violencia, esto es, el ámbito doméstico.

Frente a ello, y en un proceso de especificidad en la protección jurídica del derecho internacional de los derechos humanos, comenzó a analizarse la situación particular en que se hallaban las mujeres, proceso que culminó con la elaboración de laConvención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer(CEDAW). Esta Convención resultó un paso fundamental en la protección del colectivo, por cuanto estableció la responsabilidad de los Estados por los actos de discriminación de los que pudieran resultar víctimas las mujeres, tanto en el ámbito público como privado.

No obstante el avance que significó contar con una Convención que tomara en consideración la situación de la mujer, en la década de los noventa comienza a observarse que entre el 80% y 90% de los casos considerados de violencia familiar tenían como víctima principal a la mujer. Como consecuencia, el Comité de la CEDAW inicia el estudio de las causas que producían esta situación de gravedad, elaborándose así la Declaración de Viena (1993) y la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing (1995), cuyo resultado significó la creación de una plataforma de acción para el análisis de las causas de violencia hacia las mujeres, con el objeto de elaborar estrategias adecuadas para su protección, sanción y erradicación.

(Video) Violencia de género digital a cargo de la Ab. Marina Benítez Demtschenko.

Junto con este proceso, comienza a producirse un arduo trabajo por parte de agrupaciones feministas así como de importantes filósofas, quienes destacan como principal causa de la violencia contra las mujeres la denominada “cuestión de género”. Es que el concepto de género como construcción social permitió tomar conciencia de que en los grupos humanos se dan relaciones desiguales de poder basadas en la pertenencia al género femenino o masculino, lo que en sociedades patriarcales, como la occidental, determinó que se generaran relaciones de subordinación de la mujer frente al hombre, siendo esta forma de vinculación la causa principal de la violencia hacia las mujeres. Los analistas concluyeron, entonces, que es debido a la construcción histórica, política y social que ha colocado a las mujeres en una situación de desigualdad, subordinación y dependencia estructural que las mismas resultan más vulnerables a los hechos de violencia.

Desde esta perspectiva, se destacó que las mujeres “no son víctimas de actos de violencia porque sí, sino que estos son causados por factores relacionados con el género, como la afirmación del poder y control masculino, la aplicación de roles socialmente asignados y el castigo al comportamiento que se aparta de la norma”.

Como resultado de este proceso mediante el cual se fue especificando la realidad de las mujeres frente a la violencia, se sancionó laConvención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer(Convención de Belém do Pará), que constituyó el primer tratado de derechos humanos que incorporó el concepto de género, exponiendo que la violencia contra la mujer es una manifestación de las relaciones históricamente desiguales de poder entre hombres y mujeres.

Por su parte, en el año 2017, el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer -CEDAW-, a través de la recomendación general 35, precisó la correcta denominación de la violencia dirigida hacia la mujer. Así, incorporando lo analizado sobre la cuestión de género, concluyó que corresponde referirse a esta forma de maltrato comoviolencia por razón de género contra la mujer, señalando que “la expresión ‘violencia por razón de género contra la mujer’ se utiliza como un término más preciso que pone de manifiesto las causas y los efectos relacionados con el género de la violencia. La expresión refuerza aún más la noción de violencia como problema social más que individual, que exige respuestas integrales, más allá de aquellas relativas a sucesos concretos, autores y víctimas y supervivientes”.

2.2. Violencia digital y violencia telemática

(Video) La violencia digital en línea contra niñas, niños y adolescentes: ¿qué hacer para su prevención?

Como dijéramos, el objeto del presente artículo consiste en el análisis de la violencia de género contra la mujer que se ejerce mediante la utilización de las nuevas tecnologías. Para ello, resulta adecuado iniciar señalando tecnicismos que la “era digital” nos impone.

En este sentido, podemos definir a lastecnologías de información y comunicacióncomo “el conjunto de servicios, redes,softwarey dispositivos que proporcionan la informática y sus tecnologías asociadas -telemática y multimedia- así como los medios de comunicación social (‘medios de comunicación masiva’) y los medios de comunicación interpersonales tradicionales con soporte tecnológico (teléfono,scanner)”. Es decir que no solo abarca a Internet y los dispositivos relacionados a la red, sino que también comprende a las comunicaciones que se desarrollan a través de los teléfonos celulares, cámaras de video y fotos, dispositivos de almacenamiento de archivos digitales (pendrives, CD, DVD, etc.) y reproductores (mp3, mp4, etc.).

Por otra parte, la Fundación Activismo Feminista Digital ha propuesto diferenciar los conceptos de violencia de género digital de la violencia telemática. En consecuencia, corresponde definir a laviolencia digitalcomo “aquella que se compone de actos machistas que afectan derechos digitales”, mientras que laviolencia telemáticaes aquella perpetrada a través de los medios tecnodigitales a disposición (servicios de mensajería instantánea, redes sociales, teléfonos, correo electrónico, etc.). Así, podemos señalar que existe entre ambas nociones una vinculación de género y especie, de modalidad y tipo de violencia.

En síntesis, podemos conceptualizar esta nueva tipología de violencia como una forma de maltrato hacia las mujeres que se ejerce mediante la utilización de las nuevas tecnologías de información y comunicación, que se desarrolla en un ámbito particular como es el virtual, valiéndose de herramientas específicas como son todos los dispositivos, medios, plataformas o redes a través de los cuales se afectan los derechos de las mujeres.

Este contenido, que forma parte de laPublicación Temas de Derecho Civil, Persona y Patrimonio, dirigida por lasdoctoras Lily Flah y Silvia Y. Tanzi, es exclusivo para suscriptores deErreius. Podés ingresar al artículo completo haciendoclic acá.

(Video) Tecnología transformadora: Consejos para combatir la violencia de género

Si aún no sos suscriptor, accedé ahora mismo atodas las prestaciones y servicios haciendoclic acá.

Nota:

(1) Abogado. Auxiliar letrado de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de Familia de Lomas de Zamora, Sala I. Secretario ad hoc del Instituto de Estudios Judiciales de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Bs. As. (Consejo Lomas de Zamora). Docente en Derecho de Familia (UNLZ). Diplomado en Derecho de Familia (Universidad Austral). Diplomado en Derecho Procesal de Familia (UAI). Alumno de la Carrera de Especialización en Derecho de Familia, Infancia y Adolescencia (UBA). Coordinador de las Comisiones de Derecho de Familia del CEJ (UNLZ) y de Personas con Discapacidad de la Unión de Magistrados y Funcionarios de Lomas de Zamora

FAQs

¿Qué es o en qué consiste la violencia en línea o violencia digital de género? ›

La violencia digital contra las mujeres y niñas mediante las redes sociales (también conocida como ciberviolencia), puede tener diversas manifestaciones como el ciberbullying, el sexting, el stlaked, el grooming, el shaming y el doxing, algunos otros ejemplos son la difusión, sin el consentimiento de la víctima, de sus ...

¿Cómo influyen las redes sociales en la violencia de género? ›

Entre las diversas formas en las que se manifiesta la violencia contra las mujeres en redes sociales destacan: filtrar imágenes y/o videos de contenido sexual, difamar a las mujeres con el propósito de dañar su reputación, usurpar su identidad para subir fotos, hacer comentarios ofensivos o realizar ofertas sexuales ...

¿Cómo se manifiesta en acciones la violencia digital de género en Internet? ›

Violencia digital: las formas más comunes de acoso en Internet
  • Hostigamiento. Consiste en el envío reiterado de mensajes ofensivos de una persona o grupo hacia una víctima. ...
  • Acecho o stalking. ...
  • Difusión no consentida de imágenes íntimas. ...
  • Fraping. ...
  • Perfiles falsos. ...
  • Exclusión y cancelación. ...
  • Filtración de información. ...
  • Grooming.
Jun 17, 2021

¿Qué es la violencia contra la mujer y sus modalidades? ›

Debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción u omisión, basada en su género, que cause muerte, daño psicológico, físico, patrimonial, económico, sexual o la muerte tanto en el ámbito privado como en el público y está regulada en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

¿Cómo inicia la violencia digital? ›

Creación, difusión, distribución o intercambio digital de fotografías, vídeos o audioclips de naturaleza sexual o íntima sin consentimiento. Acceso, uso, manipulación, intercambio o distribución no autorizados de datos personales. Suplantación y robo de identidad.

¿Cuáles son las causas de la violencia digital? ›

Las causas fundamentales de la violencia digital contra las mujeres, las niñas y las personas LGBTQI son la desigualdad de género y las diferencias de poder basadas en el patriarcado, la misoginia y el odio.

Para el 85% de quienes han sido abusados, la “toxicidad” del ámbito doméstico se trasladó al ámbito on-line, a través de acoso, amenazas, extorsiones y espionaje cibernético, entre otras formas de agresión.Brindan herramientas y señalan la escasa intervención de las autoridades para prevenir el fenómeno.. Según el reporte, se pudo observar que de una muestra de 3.000 personas el 47% de ellas se han sentido acosadas por un tercero en alguna red social o medio digital.. Potenciada por la pandemia, en la violencia de género digital se lleva a cabo un acto de agresión a través de las nuevas tecnologías como el correo electrónico, sistemas de mensajería como WhatsApp o redes sociales, de forma sostenida y repetida en el tiempo, con la única finalidad de discriminación, dominación e intromisión sin consentimiento a la privacidad de la víctima.. Para el 85% de los encuestados, el abuso que recibieron on-line de una pareja o ex pareja fue parte de un patrón de abuso que también experimentaron off-line.. De acuerdo al reporte de la compañía, casi la mitad de las niñas y adolescentes fueron amenazadas con violencia física o sexual en redes sociales.. Todas las conductas de violencia de género que se ejercen mediante las redes sociales o internet pueden englobarse bajo el término “violencia de género digital”.. La mayoría de los sistemas operativos ofrecen la opción de cifrar el contenido del móvil, de forma que para acceder a cualquier información hay que introducir una clave de seguridad.

La era de las redes sociales trae el beneficio de ampliar las formas de comunicación, pero también nuevas formas de violencia machista.

La violencia de género en línea es una forma de violencia y discriminación contra las mujeres, por el hecho de serlo, acentuada por la viralización y el poder de daño.. Por su parte, Luciano Mochiero, abogado especialista en cibercrimen por la University College de Dublín, también indicó la existencia de violencias como casos de espionaje.. Las denuncias por difusión no consentida de material íntimo representan el mayor porcentaje, con 24,64% sobre el total de las denuncias relacionadas con delitos cometidos a través de medios informáticos.. Uno de los tipos de violencia digital es el doxing, que implica difundir datos personales de la víctima, que pretende reservar para sí y que el agresor toma y pone a disposición pública como el teléfono, domicilio, cuentas de redes sociales, datos de la familia o dónde trabaja.. Todo esto afecta los derechos digitales de las víctimas de violencia tales como la identidad y reputación digital, así como la libertad de expresión de la persona afectada.. “La violencia de género digital no puede ser catalogada como un delito en sí, es un concepto genérico que define la violencia como formas en que se dañan derechos digitales”, dijo Luceri.. En 2017 la fundación Activismo Feminista Digital, de la cual forma parte Julieta Luceri, presentó un proyecto de ley con perspectiva de género para la incorporación en el Código Penal de la difusión no consentida de material íntimo, el acoso virtual y el acceso indebido a redes sociales, lo que se conoce popularmente como hackeo.. Luceri explicó que en Capital Federal la difusión no consentida de material íntimo y el acoso virtual son una contravención: “Están en el Código de Faltas, lo que hoy es el Código Contravencional.. Para evitar que alguien vulnere nuestros dispositivos y prevenir la violencia de género digital, se recomienda la implementación de medidas de seguridad, como mantener un dispositivo actualizado.. Activismo Feminista Digital presentó en 2018 un proyecto de ley para la incorporación de la violencia digital dentro de la Ley 26485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.. 5 de la Ley de Protección Integral a las Mujeres 26485 se puede presentar por medio del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación. En el proyecto, además de la incorporación de la violencia digital como delito, se apunta a la alfabetización digital en los programas de enseñanza vinculados con la ESI, la capacitación permanente de los agentes del Estado y de las Fuerzas de Seguridad para dar respuesta a las mujeres que sufren violencia digital, y la creación de protocolos de actuación para estos casos de violencia.

Imagen de archivo de una persona consultando su teléfono móvil. EFE/Andreu Dalmau “En Facebook, mientras estaba conectada, un señor me hacía muchas

Contesté una y ese señor me mostró su parte íntima y al instante colgué”, contó una adolescente ecuatoriana de 15 años que conversó con Taller de Comunicación Mujer , una organización de la sociedad civil especializada en mujeres y miembros de la comunidad LGBTIQ+, desde el 2017, la ONG ha investigado los efectos de la violencia digital, a través del proyecto Navegando Libres por la Red.. La violencia de género digital es toda forma de discriminación, acoso, explotación, abuso y agresión que se produce a través del uso de redes sociales, correos electrónicos, teléfonos celulares y cualquier otro medio o canal de los que comprenden las tecnologías de la información y comunicación (TICs) .. Las agresiones tienen que ver con la falta de comprensión de las dimensiones del consentimiento sexual y con un ejercicio de dominación sobre las víctimas que transgrede los límites sobre sus identidades y decisiones vitales, íntimas y cotidianas, de acuerdo con las investigaciones de la ONG.. De acuerdo con el reporte para el Comité de Derechos Humanos sobre Violencia en contra de las Mujeres Causas y consecuencias de la violencia en línea a mujeres y niñas, el 23% de las mujeres a nivel mundial ha reportado y experimentado abusos y acoso por medio de las tecnologías por lo menos una vez en su vida.. Cuando se trata de este tipo de violencia en la red, en promedio existe un 95% de impunidad en las denuncias de violencia sexual digital o en línea contra la niñez y la adolescencia , de acuerdo a los estudios de Taller de Comunicación Mujer.. La primera recomendación para luchar contra estas violencias es que se “ desnaturalice la idea de que las violencias de género digital por ser virtuales no son reales y, por lo tanto, no generan afectaciones en las vidas de las personas y sus entornos ”, explica Taller de Comunicación Mujer.. También los entes estatales y las organizaciones de la sociedad civil deberían elaborar e implementar protocolos de atención de la violencia de género digital desde el marco de los Derechos Humanos, con perspectiva de género e intersectorial y con enfoque psicosocial.

Es una vendetta la violencia digital, que consume a millones de personas, te puede atrapar en un segundo y sin darte cuenta opinas de situaciones ajenas, sin conocer el contexto, solo por el hecho de que son compartidas en Internet. En estas épocas de confinamiento social, se ha intensificado la vio

Nos encontramos en un momento irreversible, no hay excusa ante la violencia de género, eso lo dejamos claro en la marcha masiva del 8 de marzo, las mujeres mexicanas exigimos una vida libre de violencia, seguido por el día histórico del 9 de marzo #UnDíaSinMujeres , un movimiento sin precedentes que tomo fuerza en las redes sociales, las mujeres de México nos unimos en un silencio agudo, que visibilizo a quienes ya no están, transformado la vida de un país que subestimo el poder de la sororidad.. Reivindicación de género frente a la violencia digital, refiere a resguardar a las mujeres frente a los actos de violencia cometidos, instigados o agravados, en parte o totalmente, por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) , plataformas de redes sociales y correo electrónico; y causan daño psicológico y emocional, refuerzan los prejuicios, dañan la reputación, causan pérdidas económicas y plantean barreras a la participación en la vida pública y pueden conducir a formas de violencia sexual y otras formas de violencia física [1] .. Es necesario la reivindicación de género frente a la violencia digital, pues no se debe tolerar, ni incitar a este tipo de conductas sistémicas de violencia en contra de las mujeres, tomemos la sororidad como principio fundamental , esta solidaridad específica que se da entre mujeres que se deciden por desterrar la violencia de cualquier tipo y sumar esfuerzos, voluntades y capacidades, sin ningún pacto, mi premisa es que puede ser per se , por el simple hecho de ser mujer, se da una alianza existencial, que permite enfrentar todas las formas de opresión, así como la enemistad genérica, que estimula a las mujeres a la descalificación, la competencia y la violencia.. Por otro lado, las acciones de política pública en materia de violencia digital de género, han sido limitadas, quedándose en un discurso meramente punitivo alejándose del debido proceso y también de la perspectiva de género, de acuerdo con lo comentado por la Mtra Belem Bolaños Académica de la Facultad de Derecho de la UNAM, el tipo penal de violencia digital que se incluyó en la reciente reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia , aún tiene complejidades en su aplicación, porque más allá de prever una sanción privativa de libertad y la pena pública de reparación del daño, no queda claro cómo se ejecutará que las redes sociales desaparezcan fotografías de contenido íntimo o sexual sin consentimiento .. Como sociedad nos corresponde enfocarnos en encontrar soluciones para revertir la violencia de género, no diseminemos mensajes de odio en internet,mostremos intolerancia a cualquier expresión de violencia de género , si eres testigo de un caso de violencia digital, denúncialo; no compartas mensajes, imágenes o videos que dañen la integridad o la vida íntima de las mujeres, desactivemos las acciones acusatorias, de discriminación e intromisión, pongamos un alto al discurso sexista en todas sus modalidades, no menospreciemos el daño que se causa a través de internet.

Título de la práctica o proyecto: 

Esto supone capacitarlos en violencia de género y adolescencia en entornos digitales, metodología de la investigación, entrevista y análisis, así como acompañarlos en el trabajo de campo.. El trabajo de los practicantes supone: capacitarse en el tema y ser replicadores con los adolescentes que participan el proyecto, participar en la captación de los participantes, facilitar los talleres donde se elaborarán los instrumentos de recolección de datos y de análisis de lo obtenido.. La práctica supone, por un lado, aprender a trabajar con adolescentes sobre el tema específico y, a la vez, incorporar herramientas para la investigación cualitativa sobre violencia, adolescencia y entornos digitales.. La práctica se apoya en el proyecto de inclusión social "“Violencia de género en la adolescencia y entornos digitales” que busca generar información para construir una respuesta a la violencia basada en género en la adolescencia, tomando en cuenta especialmente como los entornos digitales afectan el fenómeno.. Herramientas básicas para la investigación: construcción de la investigación y diseños cualitativos aplicados a la temática del proyecto.. Violencias de Género 2.0.. Ley de violencia hacia las mujeres basada en género.. La supervisión se realizará con una frecuencia semanal de 3 hs en el edificio central de Facultad de Psicología, el grupo será dividido en cinco y cada uno contará con la supervisión de uno de los docentes co-responsables.. Asimismo, al comenzar el trabajo de campo se requerirá de una disponibilidad de por lo menos 5 horas semanales para gestión y ejecución de las tareas de campo con los adolescentes.. Evaluación: Se realizará una evaluación continua, se valorará el compromiso de los/as estudiantes en cada una de las instancias de fromación, planificación y ejecución de talleres, como también las intervenciones en los espacios de supervisión, entre otros aspectos.

Según una encuesta, el 47% de las personas se han sentido acosadas en alguna red o medio digital. De ellas, el 56% fueron mujeres. Facebook es la aplicación en la que más veces sucedió. De qué manera darse cuenta que se está frente a un acoso cibernético. Las cifras

“Se trata de la agresión psicológica que realiza una persona a través de las nuevas tecnologías como el correo electrónico, sistemas de mensajería como WhatsApp y las redes sociales, de forma sostenida y repetidas en el tiempo con la única finalidad de discriminación, dominación e intromisión sin consentimiento en la privacidad de la víctima ”, señala el informe titulado“Violencia de Género Digital.. Es imprescindible disponer de la información y ayuda necesaria para prevenir, detectar y combatir cualquier caso de ciberacoso en internet mediante las redes sociales, los medios digitales y dispositivos tecnológicos.. En estos casos, los hombres tienen menos probabilidades de sufrirlo o de recibir pornografía no solicitada” como tampoco suelen estar sujetos a la distribución electrónica de imágenes íntimas sin consentimiento.. Cómo detectar la violencia de género digital. Los ataques fueron más frecuentes en Facebook con el 39%; Instagram, 23%; WhatsApp, 14%; Twitter, 10%; Tiktok, 6% y otras plataformas, 10 por ciento.. El detallado informe de la consultora manifiesta que todas las conductas de violencia de género que se ejercen mediante las redes sociales e internet pueden englobarse bajo el término violencia de género digital y que las diferentes formas de ejercer el ciberacoso limitan la libertad, sobre todo de la mujer, ya que generan relaciones desiguales y provocan una dominación del acosador sobre la víctima mediante estrategias humillantes que dañan su imagen pública y afectan su privacidad.. -Espiar el dispositivo de otra persona,. -Acosar a alguien mediante el dispositivo,. “Nuestro concepto de víctima de violencia digital abarca las personas que han sufrido casos de ciberacoso en redes sociales, extorsión, suplantación de identidad, seguimiento con programas espías en diferentes dispositivos digitales, amenazas por correo electrónico, redes sociales o cualquier medio digital, ataque a su reputación en internet”, definen, y avisan que las plataformas online se utilizan cada vez más para perpetrar abusos domésticos.. “¿A qué nos referimos con mensajes alusivos?”, preguntan los investigadores, y refieren: “Esta es otra razón por las que términos como trolling (persona con identidad desconocida que provoca mensajes acosadores) no son útiles, no transmiten la gravedad del problema, al tiempo que crean una falsa dicotomía entre la violencia online y la física”, manifiestan, y añaden que “ los síntomas en las víctimas online son similares a los causados por el abuso sexual y doméstico tales como la depresión, la ansiedad y pérdida de la autoestima”.

México.- La historia de la “Ley Olimpia”, que consiste en una serie de reformas que penalizan compartir fotos o videos íntimos sin consentimiento ...

México.- La historia de la “Ley Olimpia”, que consiste en una serie de reformas que penalizan compartir fotos o videos íntimos sin consentimiento de sus protagonistas, nació de una búsqueda de justicia, de reparación del daño y de la constante revictimización de las mujeres que sufren de violencia digital.. En ese momento el tema fue ignorado, y Puebla hubiera sido el primer estado en tipificar este tipo de violencia, pero la anterior legislatura del congreso local ni siquiera turnó el documento a comisiones.. En ese momento ella junto con otras compañeras fundaron el Frente Nacional por la Sororidad, que es una suma de 30 organizaciones de todo el país que se unieron como defensoras pero también como amigas para enfrentar la violencia digital y otros tipos de violencia.. En el caso de la reforma que se aprobó en Puebla la particularidad es que aquí la autoridad competente sí tiene la obligación de bajar (de internet) los contenidos difundidos si no hubo consentimiento, y es el paquete de reformas es más completo porque visibiliza todos los tipos de violencia digital como exclusión virtual, stalking, trata virtual, extorsión y ciberacoso.. Al empezar a trabajar en el tema, Olimpia y sus compañeras vieron que había otras violencias en el ámbito digital como el ciberacoso, no sólo el íntimo sino una extensión de la violencia sistémica machista, que tiene una mayor accesibilidad porque se escuda en el anonimato.. El otro tipo de violencia es la que no está relacionada directamente a un tema sexual, cuando no hay difusión de contenido íntimo sino cuando se utilizan las fotografías de alguien en perfiles falsos para difamar, o el acecho, el ciberacoso y las amenazas, entre los que está también la violencia y agresiones digitales que sufren periodistas y activistas.. Casi uno por día en apenas una semana.

La violencia ejercida contra las mujeres y niñas no ocurre sólo en las calles, en los hogares o en las oficinas. El internet y las plataformas que operan virtualmente se han convertido en nuevos es…

Visibilizar y entender esta problemática como un problema estructural y no como un delito aislado son claves para la erradicación de estas violencias, coincidieron expertas durante sus ponencias en la mesa de discusión Visibilización y prevención de la violencia digital en redes sociales como parte de un foro organizado por el INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la información y Datos Personales).. En México sólo 19 entidades han incorporado la violencia digital como parte de la ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, es decir como parte de una estructura sistemática y no como una agresión aislada que ocurre en espacios digitales.. La tipificación de la violencia digital como delito es importante, sí, en la lucha para visibilizar que existen dichas agresiones, que los espacios virtuales no son completamente seguros para las mujeres y que la violencia ejercida por esos medios también tiene consecuencias.. Pero es importante acompañar dicha tipificación con una perspectiva integral y transversal en todos los entes involucrados, así como con presupuesto destinado no a castigar sino a prevenir toda expresión de violencia contra mujeres y niñas, coincidieron las expertas.. Las agresiones ejercidas a través de plataformas y redes sociales violentan el derecho a la libertad de expresión, a la protección de datos y a la privacidad y el acceso a la justicia; pero fundamentalmente vulneran el derecho de las mujeres y niñas, en su mayoría, a una vida libre de violencia y el impacto que tienen estas agresiones puede salir de los espacios virtuales donde fueron cometidas.. Bajo estas omisiones, la tarea es formar sistemas integrales que más que castigar el delito se enfoquen en capacitar para prevenir cualquier tipo de violencia en redes sociales o plataformas virtuales.

Proyecto de ley presentado por Silvia Alejandra Martinez en Cámara de Diputados de la Nación el 2018-09-24

También identifica los principios de la política de Internet que son necesarios para hacer efectivos los derechos humanos en esta era, entre los que menciona expresamente “…con arreglo a los Principios de Ginebra, (que Internet) es un elemento esencial de una Sociedad de la Información centrada en la persona, integradora, orientada al desarrollo y no discriminatoria (…)” y que: “Internet sigue siendo un medio altamente dinámico y por tanto las estructuras que se diseñan en relación con la gobernanza de Internet deben responder al crecimiento exponencial y a la rápida evolución de Internet como plataforma común para el desarrollo de aplicaciones múltiples.”. A través de distintas iniciativas, fue recorriéndose un lento proceso hacia la consideración de Internet como una herramienta propicia para el ejercicio de Derechos Humanos y en el año 2016 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó la resolución para la promoción y el disfrute de los Derechos Humanos en Internet .. Naciones Unidas en el año 2013 advierte esto y mediante el gran antecedente declarativo de la Asamblea -la Resolución 68/181- pone de resalto que: “…Profundamente preocupada porque la desigualdad histórica y estructural que ha caracterizado las relaciones de poder y la discriminación de la mujer, así como diversas formas de extremismo, repercuten directamente en la situación de las mujeres y en el trato que recibe (…) las violaciones y los abusos de los derechos de las mujeres, la discriminación y la violencia contra ellas, incluidas las defensoras de los derechos humanos, que guardan relación con las tecnologías de la información, como el acoso en línea, el hostigamiento cibernético, la violación de la intimidad, la censura y el acceso ilícito a cuentas de correo electrónico, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos con el fin de desacreditar a la mujer o incitar a otras violaciones y abusos contra sus derechos, son una preocupación cada vez mayor y pueden constituir una manifestación de la discriminación sistémica por razón de género, que exige respuestas eficaces y acordes con los derechos humanos” .. Si bien las Tecnologías de la Información y la Comunicación son recursos de gran impacto favorable en el ejercicio de los derechos de las mujeres por fuera del histórico desenvolvimiento que han tenido como colectivo, y principalmente para su facilitación y promoción, también resultan propicios para el disciplinamiento, la desacreditación, la descalificación, la desvalorización, la degradación y la afectación de todo aspecto que las constituye en personas.. Desde la óptica del agresor, esto significa una facilitación para el avasallamiento de la víctima en el sentido no sólo de la ventaja en que se coloca sino porque es dable que no operen en él los mecanismos socioculturales y psicológicos de freno, culpa o incluso limitación (frente a la mirada de la comunidad y del Estado) sino por el contrario, que la violencia sea motivada por la sensación de impunidad, lo cual resulta en todos los casos un agravante del cuadro del ejercicio de poder.. Y los principales embates digitales sufridos por las mujeres son: la intrusión a sus cuentas personales en distintas plataformas (hackeo), la difusión no consentida de material íntimo donde la mujer está representada erótica o sexualmente; las humillaciones, los insultos; los “linchamientos digitales” propios de las redes sociales; las amenazas en cualquier forma que conminen a la obediencia o sumisión; la cosificación; la explotación de su imagen; la publicación no autorizada de sus datos personales; y la suplantación de identidad.. Sin perjuicio de lo dicho, atendiendo a la importancia que tiene el libre desarrollo de la libertad de expresión en las sociedades democráticas, cabe mencionar que la sanción de una ley para proteger los derechos y bienes digitales de las mujeres cumple con los estándares de legalidad estricta y de necesidad, exigidos a nivel interamericano para la regulación de derechos comprendidos en la Convención Americana.. Por esta razón, es necesario su tratamiento específico y delimitación conceptual: ataca puntualmente la dignidad digital y la identidad misma de la mujer en los entornos virtuales mediante la afectación de derechos tales como el acceso a la información, la libre expresión digital, la neutralidad en la red, la identidad digital, la privacidad y el anonimato, el derecho al olvido, la reputación digital, etc.. La violencia digital puede perpetrarse de distintas formas, entre las cuales se encuentran la difusión no consentida de material íntimo, la suplantación de identidad, la sextorsión, los discursos de odio misóginos en las distintas plataformas virtuales, el acceso indebido a sus perfiles en redes sociales, el acoso digital, la divulgación de datos personales sin consentimiento (doxing), la obstaculización o exclusión en el acceso, permanencia y desarrollo en el ecosistema digital (brecha digital de género), entre muchos otros.. El objeto de la presente reforma encuentra sustento en la exigencia de que la violencia digital como tipo y su modalidad telemática dejen de pertenecer en la esfera de lo “no atendible”, “superficial” o “pasajero” -lo que impacta directamente en la concientización social – y se vean contempladas como problemáticas reales en un instrumento de protección para las mujeres, del cual éstas puedan valerse ante actos y conductas machistas con impacto altamente dañoso como los que padecen en los entornos digitales.. Es importante incluir una definición de violencia de género digital que contemple la exclusión de las mujeres en el acceso y aprovechamiento de las TIC (brecha digital de género); las diversas agresiones sufridas a través de las tecnologías (acoso, difusión de material íntimo, etc), y todas aquellas situaciones que conducen a que las posibilidades de desarrollo en la era digital, sean inequitativas.

Videos

1. Conferencia virtual 'Violencia de género en la vía digital, análisis y retos institucionales'
(Secretaría de las Mujeres de Oaxaca SMO)
2. Desafíos y oportunidades de las mujeres en el mundo digital
(Agetic Bolivia)
3. Violencia informática ¿La digitalización de los delitos de violencia de género? | Roberto Delgado
(Universitas Fundación)
4. Respuesta jurídico-penal a la violencia de género en el entorno virtual
(VIDAS UMA)
5. Recursos telemáticos de protección y seguimiento para víctimas de violencia de género
(VIDAS UMA)
6. Conferencia virtual 'Violencia de género en la vía digital, análisis y retos institucionales'
(Secretaría de las Mujeres de Oaxaca SMO)

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Jeremiah Abshire

Last Updated: 10/08/2022

Views: 5677

Rating: 4.3 / 5 (74 voted)

Reviews: 81% of readers found this page helpful

Author information

Name: Jeremiah Abshire

Birthday: 1993-09-14

Address: Apt. 425 92748 Jannie Centers, Port Nikitaville, VT 82110

Phone: +8096210939894

Job: Lead Healthcare Manager

Hobby: Watching movies, Watching movies, Knapping, LARPing, Coffee roasting, Lacemaking, Gaming

Introduction: My name is Jeremiah Abshire, I am a outstanding, kind, clever, hilarious, curious, hilarious, outstanding person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.