SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (2022)

Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media

Bullying amongst students attending state basic and middle schools

Edilberto Cepeda-Cuervo, Pedro N. Pacheco-Durán, Liliana García-Barco y Claudia J. Piraquive-Peña

Departamento de Estadística, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. ecepedac@unal.edu.co

Recibido 25 Enero 2008/Enviado para Modificación 10 Agosto 2008/Aceptado 2 Septiembre 2008

RESUMEN

Objetivo Determinar las características y el nivel de acoso escolar en los colegios de la Localidad Ciudad Bolívar de Bogotá, Colombia.

Material y métodos La muestra se conformó con 3 226 alumnos de educación básica y media, de grados sexto a once, de colegios oficiales de la localidad Ciudad Bolívar de Bogotá. Los datos obtenidos a través de la aplicación de una encuesta, en la que se estableció la frecuencia con que los alumnos son víctimas de situaciones de violencia escolar, fueron analizados estadísticamente utilizando SPSS 14.0.

Resultados Los resultados indican niveles de indiferencia, agresividad y otras formas de violencia en las escuelas. Un alto porcentaje de estudiantes es rechazado y humillado por sus compañeros. El nivel de acoso escolar resultó independiente del nivel socioeconómico de los estudiantes, pero dependiente del grado escolar en que se encuentren. Situaciones de acoso como “me dicen apodos que no me gustan” o “no cuentan conmigo para actividades de clase” son más frecuentes en los grados sexto, séptimo y octavo. Finalmente, a partir de los índices global, de intensidad y estratégico se muestra que para un alto porcentaje de estudiantes, la escuela es un espacio donde cada día trae más sufrimiento, donde se presentan múltiples situaciones de violencia que generan miedo y afectan la vida de los niños.

Conclusiones La comunidad estudiantil de la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, Colombia está afectada por un alto número de situaciones de acoso escolar.

Palabras Clave: Violencia, acoso, conducta del adolescente, Bogotá (fuente: DeCS, BIREME).

ABSTRACT

(Video) ¿Qué es el bullying? - OPD La Higuera

Objective Determining the characteristics and level of bullying in state schools in Ciudad Bolivar (Locality 19) in Bogotá, Colombia.

Material and methods A sample of 3 226 basic education students was taken, the students being in the sixth to eleventh grades in state schools in the locality of

Ciudad Bolivar in Bogotá. The data was collected by applying a survey in which the perception of bullying in the schools was established. SPSS 14.0 was used for statistical analysis.

Results This research took statistical results indicating the level of indifference, aggressiveness and other kinds of violence in the schools. The initial conclusion was that a high percent of students were rejected and humiliated by their peers. The level of bullying depended on the students’ scholastic level rather than their socioeconomic level. Bullying situations such as giving students nicknames which they did not like or not including them in class activities were more frequent in the sixth, seventh and eighth grades. Overall, intensity and strategic indices revealed that school is a place where each day brings more suffering, where many violent situations may arise thereby making students feel afraid and that this affects the children’s life for a high percentage of the students.

Conclusions The student community from the locality of Ciudad Bolivar in Bogotá, Colombia, is affected by a high number of bullying situations.

Key Words: School, violence, adolescent behaviour, Bogotá (source: MeSH, NLM).

Con frecuencia la violencia en la escuela se asocia a situaciones como indisciplina, robos, peleas y destrucción del material y de la infraestructura de las instituciones educativas. Este estudio, sin embargo, tiene como objetivo el estudio de otras formas de violencia denominadas acoso escolar, las cuales no son de fácil percepción (1).

El acoso escolar es un tipo de violencia que se manifiesta por agresiones sicológicas, físicas o sociales, repetidas, que sufre un niño en el entorno escolar por sus compañeros. Para distinguir el acoso escolar de otras acciones violentas, como por ejemplo, una pelea entre compañeros, es necesario reconocer dos características que identifican el acoso escolar. La primera es la existencia intrínseca de una relación de poder (dominio-sumisión) que tiene uno o varios agresores sobre otro que es el agredido o acosado. La segunda es que, en el acoso, las situaciones de agresión se presentan en forma reiterada. La definición de acoso escolar de Piñuel y Oñate (2) es la siguiente: “…un continuado y

deliberado maltrato verbal y modal que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objeto de someterlo, apocarlo, asustarlo, amenazarlo y que atentan contra la dignidad del niño”.

Un niño acosado puede presentar depresión, temor, baja autoestima, aislamiento y sentimientos de rechazo. Estas y otras características del niño acosado afectan su vida diaria, su desarrollo personal y, en general, todas sus actividades (3). El acoso puede incluso impulsar al alumno a tomar decisiones extremas como el suicidio.

METODOLOGÍA

Este proceso de investigación se inicia con el desarrollo de un marco teórico y de una encuesta basada en la escala de Cisneros (4), la cual tiene una fiabi-lidad de 0,96. Luego se desarrolla una aplicación piloto de la encuesta a una muestra de 257 alumnos de la población objetivo, en los que están incluidos estudiantes de ambos géneros y de todos los grados entre sexto y once (último grado de educación media). Los datos resultantes de esta aplicación fueron codificados y analizados con el fin de determinar claridad, coherencia y pertinencia de las preguntas, y tiempo promedio para contestar el cuestionario. Teniendo en cuenta este proceso se realizaron los cambios pertinentes para obtener la versión final de la encuesta, finalmente constituida por 22 ítems, relacionados con situaciones de acoso que se pueden presentar en del entorno escolar del estudiante. Cada uno de los ítems consta de un enunciado y tres opciones de respuesta (CF: Con Frecuencia, AV: A veces y N: Nunca), asociadas a la periodicidad de las situaciones descritas en cada uno de los enunciados de los ítems en el contexto escolar del estudiante. Entre estas posibilidades el estudiante debe seleccionar una única respuesta al contestar la encuesta (5). Finalmente, la segunda prueba piloto realizada a 97 estudiantes permitió determinar la funcionalidad de la prueba.

Muestra

La población de interés está constituida por los estudiantes de educación básica y media (grados sexto a once) de colegios oficiales de la localidad Ciudad Bolívar de Bogotá, Colombia. Está constituida por 709 cursos de colegios oficiales que atienden a más de 28 000 estudiantes. Por conveniencia, los datos fueron obtenidos de una muestra de 80 cursos, 19 de grado sexto, 12 de séptimo, 12 de octavo, 10 de noveno, 10 de décimo y 17 de undécimo grado. Así, la muestra quedó constituida por 3 226 estudiantes, con edades comprendidas entre 10 y 20 años, pertenecientes a los estratos socioeconómicos bajo y medio. La Tabla 1 muestra el número de estudiantes, que por grado escolar, conforman la muestra.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (1)

RESULTADOS

(Video) Curso Taller Híbrido: Prevención, Detección Oportuna y Manejo del Acoso Escolar

En esta sección se presenta la información obtenida a partir de la codificación y análisis de los datos obtenidos en la aplicación de la encuesta. La Tabla 2 muestra el porcentaje de estudiantes que “nunca”, “a veces” o “con frecuencia” son víctimas de cada una de las situaciones de acoso incluidas en la encuesta.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (2)

Para ilustrar cómo debe interpretarse esta Tabla, damos a continuación algunos ejemplos. Con relación a los ítems “No cuentan conmigo para realizar actividades de clase” y “No hablan conmigo”, que indican exclusión social, sólo un porcentaje de estudiantes menor de 50 % no se ha sentido afectado por el fenómeno de exclusión en cada una de estas situaciones de acoso. Con relación a la primera, el 33.9% se ha sentido excluido “algunas veces” y el 20,2 %, “con frecuencia”. Con relación a la segunda, el 35,5 % se ha sentido excluido “algunas veces” y el 15,8 %, “con frecuencia”. Al analizar el ítem “Hacen bromas crueles acerca de mi aspecto físico”, el 52,5 % de los estudiantes no se ha sentido afectado por esta situación de acoso; el 36 % “algunas veces” y el 11,5 %, “con frecuencia”. Con relación a “Me dicen apodos que no me gustan”, el 43,9 % se ha sentido afectado por esta situación de acoso; el 30,4 % “algunas veces” y el 26,1 % “con frecuencia”.

Considerando cada una de las situaciones de acoso registradas en la prueba se encuentra que, con un nivel de significancia del 1 %, ninguna de las situaciones de acoso escolar presentadas en la encuesta depende del estrato socioeconómico de los estudiantes. Esto significa que en todos los estratos considerados en este estudio, estrato 0 y 1, estrato 2 y estrato 3, las situaciones de acoso se presentan con la misma intensidad y frecuencia.

Excepto por las situaciones de acoso “No hablan conmigo”, “No cuentan conmigo para realizar actividades de la clase”, “Me culpan de todo lo malo que pasa” y “Me dicen apodos que no me gustan”, en un nivel de significancia del 1%, ninguna de las situaciones de acoso presentadas en la encuesta dependen del grado escolar. Esto significa que excepto en las situaciones antes mencionadas, las modalidades de acoso presentadas en la encuesta ocurren en todos los grados escolares con la misma intensidad. Las Tablas 3 y 4 muestran los porcentajes de alumnos afectados “a veces” y “con frecuencia” por estas cuatro situaciones de acoso.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (3)
SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (4)

Para el análisis e interpretación de estos resultados según la edad de los estudiantes, en la Tabla 5 se incluyen estimaciones de la media y de la desviación estándar, entre paréntesis, de la edad de los estudiantes según el grado escolar.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (5)

En relación con el género (femenino, masculino), no se encuentran diferencias significativas en ninguna de las situaciones consideradas en la encuesta, excepto para “Me culpan de todo lo malo que pasa”, situación en la cual los estudiantes de género masculino son los más acosados. Esta situación se ilustra en la Figura 1.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (6)

Índices de acoso escolar

Para el análisis y caracterización global del acoso escolar se define una escala numérica en la que 3 corresponde a “Con frecuencia”; 2 a “A veces”; y 1 a “Nunca”, excepto en los ítems 7, 9, 19 y 26, donde a “nunca” se asigno 3, a “a veces” 2 y a “con frecuencia” 1. Así, en cada uno de los 22 ítems, 1 corresponde a un ambiente exento de la situación de violencia descrita, y 3 corresponde al caso donde la situación de acoso escolar, implícito en el ítem, se presenta con frecuencia. A partir de esta escala numérica se definen tres índices para el estudio del acoso, basados en la propuesta presentada de Fidalgo y Piñuel (4).

Índice global

El primer índice, denominado índice global (IG), se calcula para cada estudiante y es definido como el promedio de la puntuación de sus ítems. Este índice toma valores en una escala continua entre 1 y 3, donde 1 indica que en el contexto escolar del estudiante no se presenta ninguna de las conductas de acoso registradas en la encuesta y 3 indica que en el contexto escolar del estudiante se presentan “Con frecuencia” todas las situaciones de violencia descritas.

La Figura 2 muestra la frecuencia con que aparecen en la muestra los valores posibles del I G. Haciendo una partición del rango del IG, definimos los siguientes niveles de acoso escolar: nivel I para valores del índice estratégico en el intervalo 1-1,5, nivel II para valores del IG en el intervalo 1,5-2, nivel III para valores del IG en el intervalo 2-2,5 y IV para valores del IG en el intervalo 2,5-3.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (7)

Con los niveles de acoso así definidos, encontramos 1 834 (56,9 %) estudiantes en el nivel I, 672 (20,8 %) en un nivel II, 367 (11,4 %) en el nivel III y 353 (10,4 %) en el nivel I V. Esto indica que existe un alto número de estudiantes, mayor al 21,8 %, para los cuales la escuela se ha convertido en un espacio donde son maltratados, donde todos los procesos de desarrollo personal y social se encuentran en riesgo. En estos casos, valdría la pena preguntarnos cuál es el nivel de calidad de la educación y si esta puede ser evaluada, como lo hacen las entidades oficiales, únicamente por el nivel de rendimiento en lenguaje, matemáticas o ciencias naturales.

Índice estratégico

El segundo índice de violencia se denomina índice estratégico (IE) y se define como el número de respuestas distintas de 1. En nuestro caso, toma valores entre 0 y 22 e indica el número de conductas de acoso escolar experimentadas por el estudiante en su escuela o colegio. Por ejemplo, si el IE de un estudiante es 12, significa que en su escuela el alumno es víctima de 12 de las

situaciones de acoso explicitadas en la encuesta. En este estudio 248 estudiantes reportaron no sufrir ninguna de las situaciones de acoso; 149 ser víctimas de una situación, 181 de dos, como se indica en la Figura 3.

(Video) Capacitación Docente Protocolos sobre acoso escolar y maltrato SEP

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (8)

A partir de este índice, se puede observar el alto número de situaciones violentas a las que se encuentran sometidos algunos estudiantes. Por ejemplo, 156 estudiantes reportaron ser víctimas de 22 de las situaciones de violencia; 218 ser víctimas de 21; 43 estudiantes de 20 y 193 de 19.

La Tabla 6 muestra que, en general, los alumnos sufren de múltiples situaciones de acoso. El 14,5 % de los estudiantes reportaron ser víctimas de 16 a 20 de las 22 situaciones de acoso y el 11,4 % de 21 o 22.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (9)

Índice intensidad

El tercer índice se denomina índice de intensidad (II) y se define como una función del promedio de la puntuación de los ítems con respuesta diferente de “Nunca=1”. Así, el II es igual a 1 si el estudiante no sufre ninguna de las situaciones de acoso escolar descritas en la encuesta. En otro caso el II toma valores en una escala continua de 2 a 3. Un II=2.3 indica que de las situaciones de violencia que afectan al estudiante, el 30 % se presentan “Con frecuencia” y 70 % “A veces”. Un II=3 indica que de las situaciones de acoso que afectan a un estudiante el 100 % las sufre “Con frecuencia”.

El índice de intensidad toma valores entre 1 y 3. Basados en el II definimos 4 niveles de acoso escolar. El primer nivel corresponde a ausencia de situaciones de acoso. En el segundo se ubican estudiantes para los cuales las situaciones de acoso se presentan “A veces” mientras que en los niveles 3 y 4 se ubican estudiantes para los cuales la frecuencia con que se presentan las situaciones de acoso es mayor. De acuerdo con lo anterior, en el nivel uno se encuentran 248 estudiantes (7,7 %); en el nivel 2 se hallan 1 313 estudiantes (40,8 %). En un nivel alto de acoso escolar se encuentran 1 164 estudiantes (36 %) y en un nivel muy alto 501 estudiantes (15,5 %).

El valor del II es mayor que o igual al del I G. Una diferencia muy grande entre el II y el IG indican que el estudiante sufre pocas conductas de violencia, pero estas ocurren con una alta frecuencia.

Mediana de los índices de acoso

Debido a la asimetría de las distribuciones de los índices, se seleccionó la mediana como medida de tendencia central con el fin de observar el comportamiento de cada uno de los índices de violencia intrafamiliar por grado y por género.

Mediana del índice global

La Figura 4 muestra la mediana del IG por grado y género. Con relación al IG correspondiente al género femenino, el mayor valor de la mediana del índice global se encuentra en grado octavo. Luego, en orden decreciente, se encuentran los valores de la mediana del IG correspondientes a los grados séptimo y noveno, seguidos de la mediana del IG de grado sexto. Esto indica que en estos cursos se encuentra un mayor porcentaje de estudiantes de género femenino que sufren con mayor frecuencia las situaciones de acoso escolar descritas en la encuesta. En este caso, para los grados 10 y 11, la mediana del índice global es significativamente menor. Se observa que a partir de grado noveno la tendencia de la moda del IG para el género femenino es decreciente.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (10)

Para el género masculino la mediana del IG de acoso escolar no presenta explícitamente ninguna tendencia. La interpretación de los índices puede referirse a las edades, si tenemos en cuenta la media de las mismas en cada uno de los grados.

Mediana del Índice de Intensidad

La Figura 5 muestra la mediana del índice de intensidad por grado y por género. El comportamiento del índice de intensidad a través de los grados indica que los estudiantes de grado sexto, séptimo y octavo sufren con mayor intensidad de las situaciones de acoso escolar. Esto significa que, en estos grados, se presentan situaciones de acoso en un alto número de estudiantes. Sin embargo, el II muestra una tendencia decreciente a medida que aumenta el grado escolar.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (11)

En general hay una diferencia entre el IG y el II en los diferentes grados y por géneros. Las Figuras 5 y 6 muestran que, en general, un mayor número de situaciones de acoso se presentan en los grados 6, 7, 8 y 9, especialmente cuando la comparación se hace con respecto a los grados escolares 10 y 11.

SciELO - Saúde Pública - Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media (12)

Mediana del Índice Estratégico

(Video) ORIENTACIONES PARA LA PREVENCIÓN, DETECCIÓN Y ACTUACIÓN EN CASOS DE ABUSO, ACOSO Y MALTRATO

En la Figura 6 se muestra la mediana del índice estratégico (IE) por género para cada uno de los grados en que se desarrolló este proceso investigativo. En general no se presentan diferencias del IE ni por grado, ni por género. Sin embargo, el nivel de acoso escolar es preocupante en todos los grados y géneros, pues la mediana del número de situaciones violentas que afrontan es siempre mayor que 7.

DISCUSION

En este artículo se hace un estudio de algunas situaciones de acoso escolar que afectan a estudiantes de los grados 6 a 11 de los colegios oficiales de Ciudad Bolívar, en Bogotá, Colombia. La Tabla 1 muestra que un alto porcentaje de alumnos es victima de la violencia en la escuela. Dado que investigaciones como las desarrolladas en Brasil (6) y en Estados Unidos (7), entre otras, muestran alta presencia de violencia escolar en la escuela, se concluye que este es un fenómeno global que afecta diversas culturas y diferentes sectores sociales.

El comportamiento de los índices global, específico y de intensidad muestran que la comunidad estudiantil de esta localidad está afectada por un alto número de situaciones de acoso, que se presentan con frecuencia en los colegios oficiales de este sector. Se encuentran altos índices de acoso escolar que pueden tener influencia significativa en los orígenes de las situaciones de violencia y de deserción escolar que caracterizan el sector de Ciudad Bolívar (8).

Este artículo pone en evidencia una problemática que puede estar presentándose en múltiples regiones del país y que, como se verá en otros artículos, es un factor que, además de impedir el buen rendimiento escolar de los estudiantes (9), es el origen de múltiples situaciones de ausentismo (10) y deserción escolar y, en general, de situaciones que deterioran la condición de vida de los niños y jóvenes.

Finalmente, dado que la violencia es uno de los factores que más influye en la baja calidad de la enseñanza, de una u forma todos somos victimas de este fenómeno (11). Sin embargo, a pesar de todo, en Colombia no existe una política clara de intervención y prevención de este fenómeno, que ni siquiera es considerado en los procesos de evaluación de la calidad de la educación

REFERENCIAS

1. Cepeda-Cuervo E, Moncada-Sáncez E, Alvarez V. Intra-family violence affecting students attending basic- and middle-schools in Bogotá. Rev. Salud Pública (Bogotá) 2007; 9(4): 516-528.

2. Piñuel I, Oñate A. Informe Cisneros VII “violencia y acoso escolar en alumnos de primaria, eso y bachiller” [Internet]. Informe preliminar. Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo. Disponible en: www.acosoescolar.com. Consultado: Agosto 2008.

3. Cabrera E. Palabras que dejan huella: violencia en la escuela a través del discurso. Revista iberoamericana 2005; 37: 49-54.

4. Fidalgo A. y Piñuel I. La escala Cisneros como herramienta de valoración del Mobbing. Psicothema 2004; 4: 615-624.

5. Cepeda E. Factores asociados al logro cognitivo en Matemática. Revista de Educación 2005; 336: 503-514.

6. Abramovay M, Das Graças RM. Violence in Schools. Brasília: UNESCO; 2002.

7. DeVoe J, Peter K, Kaufman P, Miller A, Noonan M, Snyder T, et al. Indicators of School Crime and Safety: NCES. U.S. Department of Education, Washington, D.C.; 2004.

8. Morotti A, Roberts W. The bully as victim: Understanding bully behaviors to increase the effectiveness of interventions in the bully-Victim dyad. American Counseling Association 2000; 4: 148-156.

(Video) Capacitación en Protocolos de Abuso Sexual Infantil, Acoso Escolar, Maltrato y Seguridad.

9. Bowen N, Bowen G. Effects of crime and violence in neighborhoods and schools on the school performance of adolescents. Journal of Adolescent Research 1999; 14: 319-342.

10. Grogger J. Local Violence and Educational Attainment. Journal of Human Resources 1997; 32(4): 659-682.

11. César del Picchia de Araujo Nogueira, R. A prática de violência entre pares: o bullyng nas escolas. Revista Iberoamericana 2005;37: 93-102.

Acoso Escolar a Estudiantes de Educación Básica y Media

Cada uno de los ítems consta de un enunciado y tres opciones de respuesta (CF: Con Frecuencia, AV: A veces y N: Nunca), asociadas a la periodicidad de las situaciones descritas en cada uno de los enunciados de los ítems en el contexto escolar del estudiante.. Considerando cada una de las situaciones de acoso registradas en la prueba se encuentra que, con un nivel de significancia del 1 %, ninguna de las situaciones de acoso escolar presentadas en la encuesta depende del estrato socioeconómico de los estudiantes.. Excepto por las situaciones de acoso “No hablan conmigo”, “No cuentan conmigo para realizar actividades de la clase”, “Me culpan de todo lo malo que pasa” y “Me dicen apodos que no me gustan”, en un nivel de significancia del 1%, ninguna de las situaciones de acoso presentadas en la encuesta dependen del grado escolar.. Para el análisis e interpretación de estos resultados según la edad de los estudiantes, en la Tabla 5 se incluyen estimaciones de la media y de la desviación estándar, entre paréntesis, de la edad de los estudiantes según el grado escolar.. Con los niveles de acoso así definidos, encontramos 1 834 (56,9 %) estudiantes en el nivel I, 672 (20,8 %) en un nivel II, 367 (11,4 %) en el nivel III y 353 (10,4 %) en el nivel I V. Esto indica que existe un alto número de estudiantes, mayor al 21,8 %, para los cuales la escuela se ha convertido en un espacio donde son maltratados, donde todos los procesos de desarrollo personal y social se encuentran en riesgo.. Debido a la asimetría de las distribuciones de los índices, se seleccionó la mediana como medida de tendencia central con el fin de observar el comportamiento de cada uno de los índices de violencia intrafamiliar por grado y por género.. Este artículo pone en evidencia una problemática que puede estar presentándose en múltiples regiones del país y que, como se verá en otros artículos, es un factor que, además de impedir el buen rendimiento escolar de los estudiantes (9), es el origen de múltiples situaciones de ausentismo (10) y deserción escolar y, en general, de situaciones que deterioran la condición de vida de los niños y jóvenes.

Artículo/Investigación

Métodos Estudio de corte transversal en los estudiantes de sexto a noveno grado de una institución privada de la ciudad de Santiago de Cali.. Por lo anterior, el objetivo de éste estudio es determinar la prevalencia de bullying y factores relacionados en estudiantes de bachillerato de una institución educativa privada ubicada de Cali durante el año 2011.. La población de estudio estuvo conformada por todos los estudiantes de básica secundaria (sexto a noveno grado) de una institución privada de la ciudad de Santiago de Cali, matriculados en el año lectivo 2011.. Se establecieron como criterios de inclusión: adolescentes matriculados y activos entre sexto y noveno de todas las edades presentes en estos grados que dieron su aprobación para participar en el estudio, mediante la firma de consentimiento informado por parte de padres, más la autorización de las directivas de la institución.. El fenómeno de bullying se relacionó con variables independientes tales como consumo de tabaco y dependencia a la nicotina, Síntomas Depresivos con Importancia Clínica (SDIC), consumo problemático de alcohol, Síntomas de Ansiedad con Importancia Clínica (SAIC), disfunción familiar, actitud hacia el cristianismo; y variables sociodemográficas tales como sexo, edad y grado de escolaridad.. La escala Cisneros evalúa 43 conductas de acoso solicitando a la persona que responde que valore en una escala de 0 (nunca) a 6 (todos los días) el grado periodicidad de las conductas descritas en cada uno de los enunciados de los ítems en el contexto escolar del estudiante, con una fiabilidad de 0,96.. Este índice toma valores en una escala continua entre 1 y 3, donde 1 indica que en el contexto escolar del estudiante no se presenta ninguna de las conductas de intimidación registradas en la encuesta y 3 indica que en el contexto escolar del estudiante se presentan "Con frecuencia" todas las situaciones de intimidación descritas.. Para la medición de las variables independientes se utilizaron las siguientes escalas: Test de Etter para dependencia a nicotina (23) con 12 dígitos en quienes informaran consumo diario de cigarrillo, escala de depresión de Zung (ED-Z) (24), escala abreviada de actitud hacia el cristianismo de Francis (25), el Test para la identificación de trastornos relacionados con el alcohol (AUDIT) para evaluar consumo problemático de alcohol (26), APGAR familiar (27), escala de ansiedad de Zung versión abreviada de 5 ítems (28).. Para las variables categóricas se determinaron razones de oportunidad (OR) con IC95 %, y para las variables cuantitativas se aplicó la prueba de t de Student para determinar diferencia entre los individuos con presencia de bullying y los que no la informaban.. Estos procesos se relacionan con la creación de conexiones emocionales positivas con los cuidadores (conexión), la regulación de la conducta del niño en términos de supervisión, monitoría y otras formas de control en (regulación) y el desarrollo del niño de un sentido de identidad, eficacia y facilitación en un sentido de identidad, eficacia y dignidad (autonomía).. Una explicación plausible del riesgo de ser víctima de bullying a partir de la disfunción familiar podría estar dado por el hecho que el estar expuesto a fenómenos violentos en el seno familiar haría que el niño aprenda a desarrollar una conducta sumisa ante el abuso de poder de los otros (32).. Se concluye que la frecuencia de bullying en los estudiantes de sexto a noveno grado de esta institución educativa de Cali es un fenómeno frecuente igual que en otras latitudes y se encuentra asociado a disfunción familiar (leve y severa) y los síntomas de ansiedad con importancia clínica.. Es necesario realizar investigaciones con un tamaño de muestra mayor en otras instituciones educativas de Cali y Colombia, además de diseñar estudios de seguimiento para validar los resultados de este trabajo y establecer la naturaleza de la asociación entre disfunción familiar, síntomas de ansiedad y bullying .. 28. de la Ossa S, Martinez Y, Herazo E, Campo A. Estudio de la consistencia interna y estructura factorial de tres versiones de la escala de Zung para ansiedad.

Describir la percepción de violencia desde escolares de dos instituciones educativas de la localidad de Kennedy, Bogotá.

El colegio es el otro medio donde se desenvuelven los niños, según el estudio mundial de UNICEF realizado en 2013 refiere que estudiantes de 13 a 15 años afirman que uno de cada tres estuvo involucrado en por lo menos una pelea con violencia física, uno de cada tres es objeto de acoso escolar de manera habitual y uno de cada tres adolescentes en Europa y América del Norte admite haber realizado actos de acoso escolar contra algún compañero en los últimos dos o tres meses 6 6.. En Colombia, según la Encuesta de Convivencia Escolar y Circunstancias que la Afectan, ECECA 2011 del DANE, el 50,3% de los estudiantes entre los grados quinto y undécimo identifican pandillas en su barrio; las localidades de Bosa (62,6%) y Kennedy (57,2%) tienen la mayor prevalencia, el 11,4% de los estudiantes manifiestan haber sido víctimas de algún tipo de amenaza, ofensa o presión por alguna persona del colegio a través de internet.. Los grupos focales y diarios de campo fueron llevados a cabo por estudiantes de décimo semestre de Medicina, previamente capacitados para el desarrollo de los mismos y con supervisión permanente de dos docentes del Departamento de Salud Pública - Grupo de Investigación en Salud Pública de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario.. Se contó con la autorización de los colegios de la localidad de Kennedy-Bogotá y el consentimiento informado de los padres de los estudiantes participantes y el asentimiento de los mismos.. Los niños perciben la violencia como algo inadecuado "la violencia es algo malo" (1N2), sin embargo, lo describen únicamente como un daño físico hacia una persona "cortar a alguien en el brazo, en la cabeza, en el cuerpo, en las tripas y en los ojos" (1N4), "darle puños a las mujeres" (1N3), "alguien mata a alguien" (1N7), "disparar y encarcelar" (1N5); también identifican vivencias personales como actos de violencia que aunque en su mayoría son daños físicos "Pegarle en el baño con la correa" (N3), algunos identifican daños emocionales y psicológicos como causales de violencia que son percibidos por ellos a través de "gritos y regaños" (N4), "nos dejan encerrados" (GF), "personas que molestan, que no respeten" (5D).. Otra causa de violencia es la falta de afecto de sus padres, lo que trae consigo miedo hacia la soledad y el abandono: "...si porque al niño le da tristeza y de pronto el papá y la mamá se separan, entonces ahí él nunca más vuelve a ver a la mamá o al papá..." (GF1N1), siendo esto un factor para que los menores vean su casa como un espacio en el cual no quieren estar: "...no somos felices al llegar a la casa..." (GF1N1, 2, 3, 4).. También se perciben consecuencias en el espacio escolar, principalmente por el miedo que presentan al volver al colegio incrementando los índices de deserción escolar y la misma violencia dentro de las instituciones al convertirse en agresores para defenderse de los abusos recibidos "un niño de mi colegio es la persona más violenta que conozco" (GF1N1,2,3,4); aumentando así el bullying en el colegio, afectando el historial académico de los niños expuestos a este problema.. Se muestra en la población escolar de la localidad de Kennedy que la violencia es una problemática de salud pública ya establecida en los hogares y en el ámbito escolar; el origen de esta violencia se da en los hogares de los niños, por tanto, es importante construir y generar propuestas de intervención a partir de las soluciones planteadas por los mismos niños a nivel estructural y familiar. Se evidenció en la población escolar de la localidad de Kennedy que la violencia es una problemática de salud pública ya establecida en los hogares y en el ámbito escolar; el origen de esta violencia se da en los hogares de los niños, por tanto, es importante construir y generar propuestas de intervención a partir de las soluciones planteadas por los mismos niños a nivel estructural y familiar.

Comportamientos de salud y estilos de vida en adolescentes de tres colegios del municipio de Popayán

Resultados Los resultados arrojan que el 55,2 % de los adolescentes probaron el cigarrillo por primera vez entre los 10 y 12 años, la mayor frecuencia de inicio del consumo de alcohol se encuentra entre los 13 y 15 años, los episodios de soledad los experimentan alrededor de los 14 años y es preocupante la precocidad en el inicio de su actividad sexual.. Los adolescentes hacen parte del grupo etario que corresponde a los "más sanos" dentro de la pirámide poblacional por la baja probabilidad que tienen de padecer enfermedades crónicas, pero a la vez se caracterizan por tener una fase de crecimiento físico veloz acompañado de otros procesos de maduración diferenciados para cada sexo, convirtiéndose en una etapa de vulnerabilidad en relación a riesgos como el consumo de sustancias nocivas (1), que aumentan las cifras de accidentalidad y violencia, como lo muestran algunos estudios en la región de Latinoamérica (2-4).. Desde el año 2003 la OMS, en colaboración con el CDC, asiste a los países de las Américas en la implementación de la Encuesta Mundial de Salud a Escolares (GSHS), encuesta validada en Español y utilizada con el propósito de aportar datos precisos sobre conductas de riesgo y factores protectores para la salud, uno de sus fines es el de ayudar a los países a establecer sus prioridades y a elaborar programas para promover la salud en los escolares (8).. Es por ello que un primer acercamiento en la identificación de las practicas en salud y conductas de riesgo en los adolescentes en tres colegios del municipio de Popayán a través del GSHS (español), permitirá a los entes locales y regionales la implementación de programas de salud pública con el fin de disminuir los hábitos nocivos en ésta población.. Las edades de mayor frecuencia de inicio de consumo de alcohol se encuentra en el rango de 13 a 15 años donde la mayoría de los adolescentes consumidores refieren que el alcohol se los regalaron; el 36,5 % (205/563) se embriagaron, el 34,9 % manifestaron haber sentido guayabo y el 8,5 % se enfermaron, una proporción muy pequeña (5,1 %) refirió problemas familiares por el consumo de alcohol, es importante resaltar que son las mujeres quienes más se embriagan.. El promedio de parejas sexuales es de 2 con una DS de ±1,24 un mínimo de 1 y máximo de 12, el rango de edad en la que se observa un mayor incremento de parejas sexuales es de 13 a 15 años; para éste ítem no se encontraron diferencias significativas por sexo, a pesar que son las mujeres las que mayor número de compañeros sexuales reportan.. En la Tabla 1 se presentan los factores de riesgo por sexo en la población estudio, mientras que en la Tabla 2 se pueden apreciar la relación entre el consumo de alcohol, drogas, conductas sexuales, salud mental y violencia, evidenciándose que existe una relación entre el consumo de alcohol con los problemas familiares, pensamientos suicidas y participación en riñas; respecto al consumo de drogas se evidencia relación entre la participación en riñas, los sentimientos de soledad y el haber recibido agresiones físicas, entre tanto quien consume cigarrillo tiene una relación directa con el consumo de drogas y los adolescentes que iniciaron sus relaciones sexuales a muy temprana edad tienden a no utilizar preservativo.. De manera que la situación encontrada requieren de un trabajo en equipo de la familia y de los sectores Salud y Educación, tal como lo expresa Alba (13), puesto que el sentido de invulnerabilidad de éste grupo y las conductas exploratorias favorecen el consumo de sustancias tóxicas, la precocidad sexual y la falta de autocontrol, haciendo que la violencia y el suicidio sean una de las consecuencias del desorden social que se vive actualmente.. Nuestro estudio reportó un inicio de la vida sexual antes de los 10 años, similar al estudio de México, quien reporta la edad de inicio de la vida sexual el rango entre los 8 y 13 años, mientras que en el estudio de Uruguay toma como base los 13 años y concluye que los varones fueron quienes en mayor proporción habían iniciado vida sexual antes de esta edad.

Artículos Originales/Original Articles

Un 28,4 % de los encuestados, 915 alumnos, son victimas de más de 20 de las situaciones de violencia y un 35 % de los estudiantes encuestados tienen ambientes familiares caracterizados por altos niveles de violencia.. Desde 1996 uno de los objetivos del Ministerio de Educación Nacional de Colombia ha sido el desarrollo de procesos investigativos en evaluación de la calidad de la educación y en la determinación de factores asociados al logro cognitivo y al nivel de competencia de los estudiantes de educación básica y media en algunas áreas del conocimiento como matemáticas, lenguaje y ciencias naturales.. Uno de estos factores es la violencia intrafamiliar (2), la cual además de tener gran incidencia en el rendimiento académico de los estudiantes, tiene influencia negativa en su desarrollo personal y social, y afecta la calidad de vida de gran número de niños, jóvenes y mujeres colombianas.. La OMS (5) asegura que una quinta parte de las mujeres en el mundo es objeto de violencia en alguna etapa de su vida; como consecuencia de ello, presentan altos índices de discapacidad, tienen doce veces más intentos de suicidio y altas tasas de mortalidad en comparación con la población que no la padece.. Estos tipos de violencia en general afectan el desarrollo de competencias académicas de los niños y jóvenes (1), por lo cual es importante se caracterizar las conductas violentas y la frecuencia con que estas ocurren en los hogares de estudiantes de instituciones educativas de Ciudad Bolívar, Bogotá, Colombia.. Luego se desarrolla una aplicación piloto de la encuesta a una muestra de 257 alumnos de la población objetivo, en los que están incluidos estudiantes de ambos géneros y de todos los grados entre sexto y once (último grado de educación media).. Cada uno de los ítems consta de un enunciado y tres opciones de respuesta (CF: Con Frecuencia, AV: A veces y N: Nunca), asociadas a la periodicidad de las situaciones descritas en cada uno de los enunciados de los ítems en el contexto familiar del estudiante (8).. Esta escala de respuesta es la misma de la encuesta de factores asociados a la calidad de la educación aplicada por el Icfes y el Ministerio de Educación de Colombia en los estudios de evaluación de la calidad de la educación (8).. Por conveniencia, los datos fueron obtenidos de una muestra de 80 cursos, 19 de grado sexto, 12 de séptimo, 12 de octavo, 10 de noveno, 10 de décimo y 17 de undécimo grado.. En el análisis de la relación entre grado escolar y cada uno de los ítems de violencia intrafamiliar incluidos en la Tabla 1 , se encuentra dependencia en todos los aspectos, excepto en los ítems 2, 10, 13, y 29, relacionados con "en su casa se tienen en cuenta sus opiniones, los triunfos en su familia son reconocidos y/o celebrados, lo culpan injustamente de lo malo que pasa" y "se ha sentido agredido sexualmente".. En este estudio se encuentra un mayor nivel de discriminación de los estudiantes de genero femenino, lo cual concuerda con los casos de violencia por genero en la ciudad de Bogotá, en donde, durante el año 2002 se atendieron 36 149 casos de violencia intrafamiliar, de los cuales el 76 % fueron mujeres y un 24 % fueron hombres.

A systematic review was conducted in 2011, aiming to survey articles for indicators of...

As variáveis de análise foram: frequências por periódico, ano, país, autoria e indicadores de efetividade dos programas de intervenção em situações de bullying.. Em relação aos indicadores de efetividade dos programas para situações de bullying, constatou-se que 30,9% dos artigos consideraram fundamental a capacitação docente; 26,11%, a necessidade de conscientização sobre o fenômeno; e 23,6%, o suporte individual e/ou coletivo para os alunos como elementos de maior impacto e eficácia na intervenção em situações de bullying.. As variáveis de análise foram: frequências por periódico, ano, país, autoria e indicadores de efetividade dos programas de intervenção em situações de bullying.. Em relação aos indicadores de efetividade dos programas para situações de bullying, constatou-se que 30,9% dos artigos consideraram fundamental a capacitação docente; 26,11%, a necessidade de conscientização sobre o fenômeno; e 23,6%, o suporte individual e/ou coletivo para os alunos como elementos de maior impacto e eficácia na intervenção em situações de bullying.. This study was carried out through an electronic search to survey the publications on interventions for bullying situations between 2006 and 2011 in the following databases: (1) Web of Science (multidisciplinary database that aggregates content from major academic journals in the areas of Sciences, Social Sciences, Arts, and Humanities); (2) PsycInfo (gathers literature from the Psychology field, tied to the American Psychological Association); (3) Redalyc (network of scientific journals in various areas of Latin America and the Caribbean, Spain and Portugal); (4) Dialnet (Iberian multidisciplinary database composed of journals and reviews from Portuguese and Spanish universities, with a strong impact in the European scientific community); and (5) Eric (exclusive database of research in education, with over a million indexed publications), associating the term "bullying" with the terms "intervention welfare" and "management welfare".. The qualitative analysis, in turn, consisted of using content analysis technique based on Bardin (2010), through which it was possible to perform: (a) pre-analysis of the articles involving text skimming to choose those that clearly identified the effectiveness indicators of bullying intervention programs; and preparation of material for analysis, i.e., survey and identification of intervention programs of 165 selected articles referencing the indices of effectiveness and development of indicators for the description and analysis of bullying intervention programs; (b) the exploration of the material with encoding and enumeration of the bullying intervention programs, as contextual units, and the quantification of the content and/or key phrases also referring to these programs, as recording units (finalizing Phase I of the analysis); and (c) treatment of the results, inference and interpretation, i.e., delineation of categories according to the indicators of effectiveness described by the intervention programs listed (phase II).. The electronic search for the present review on the indicators of effectiveness of intervention programs for bullying situations initially recovered 689 publications containing, in the titles and abstracts, the terms "bullying intervention welfare" and "bullying management welfare".. The periodicals that published more between 2006 and 2011 were: (a) the "International Journal of Psychology" and "Psychological Therapy" (8.5%), which brings together interdisciplinary publications of an empirical and theoretical character in any of the different fields of Psychology study, in English and Spanish; (b) the "School Psychology Quarterly" (6.7%), a scientific journal indexed at the American Psychology Association (APA), which publishes empirical studies and literature reviews of various nationalities in the areas of Psychology, Education, and services for the care of children in school settings, and covers a wide range of methodologies and guidelines, such as education, cognitive psychology, cognitive behavioral therapy, and prevention, among others; (c) the "School Psychology International" (5.5%), which is an international journal on Psychology that emphasizes research in which the focus is on the quality of life and mental health of individuals in educational, therapeutic, and school and community support service environments; (d) the "Consulting Psychology Journal: Practice and Research" (3.0%) is a periodical of the Educational Publishing Foundation in collaboration with the "Society of Psychology Consulting" , which is also indexed in the APA, and is intended to contribute to the advancement of knowledge and practice in all specialties of psychology; (e) the periodical "Educational Psychology" (2.4%), a journal from the English group, Taylor & Francis Group, also indexed in Thomson Reuters, and in the Web of Science, brings together discussions and seeks to disseminate the results of research in Psychology relevant to Education, as well as emphasize the publication of reports of applied research based on experimental and behavioral studies; (f) The journal "Anales de Psicología" [Annals of Psychology] (2.4%), with a significant international impact factor (1.388), belongs to the School of Psychology, Universidad de Murcia , Spain.. It Is indexed in the Elsevier Journals database; (i) the journal "Criminal Behavior and Mental Health" (1.8%), is indexed in the Wiley Online Library and gathers publications on the themes of violence, crime, and mental health; (j) the periodical "Education Research" , "Group Dynamics-Theory Research and Practice" (1.8%), publishes articles resulting from theoretical and empirical studies derived from experimental research and is also indexed in the APA; (l) Intervention in School and Clinic (1.8%) belongs to the SAGE Journal group and publishes articles from studies focusing on behavior, educational curricular strategies, teaching, and professional training, among others; (m) and finally, the Revista de Cercetare si Intervire Sociala , with 1.8% of the total publications, is an Italian periodical that publishes, in English and in Italian, on sociology, social psychology, and social work themes, and is indexed in Thomson Reuters, the Directory of Open Access Journals, Web of Science, and Scopus.. Considering that the content analysis was derived from the pre-analysis; exploration of the material; treatment of the results; and inference and interpretation of the categorization for the results of the articles ( N =165) relevant to effectiveness indicators of intervention programs for bullying, it was established that the most frequent indicators referred (a) to the teacher training and skills development to deal with the context of bullying in the school environment (30.9%) and (b) to the awareness of the phenomenon and the variables related to it (26.1%).. The partnership of the school with the family and the community shown in the fourth category of analysis of publications as an indicator of the effectiveness of bullying intervention and prevention programs, although not the most frequent in this study, is mentioned by Fernandez (2005) and Gázquez, Cangas, Padilla, Cano, and Pérez-Moreno (2005) as essential in deterring bullying situations, especially in the long term.. Olweus (2011) and Barbosa, Lourenço, and Pereira (2011) point out, however, that an effective and efficient intervention proposal for bullying situations should include a combination of the indicators highlighted in the analysis of effectiveness indicators of intervention programs for bullying situations.

Resumen: Presentamos resultados de una investigación en la que analizamos las experiencias de...

Frente a la imposibilidad de aproximarnos a la experiencia biográfica en un único encuentro, optamos por la realización de seis de entrevistas semiestructuradas -de alrededor de una hora y media de duración cada una- con cada sujeto, en forma individual, a diez jóvenes -cuatro mujeres y seis varones, de entre 18 y 26 años-, cuyos espacios de sociabilidad se encontraran en barrios marginalizados del Área Metropolitana de Buenos Aires.. Rio de Janeiro: Centro de Estudos e Pesquisa em Saúde Coletiva, Instituto de Medicina Social, Universidade do Estado do Rio de Janeiro/ABRASCO; 2012. p. 27-40., las experiencias de negación del reconocimiento, menosprecio o invisibilidad social mutilan los procesos de subjetivación y autorrealización de los individuos generando, sobre todo en determinados grupos sociales -como los jóvenes de sectores marginalizados-, situaciones no deseadas que los exponen a distintos tipos de vulnerabilidades -corporales, afectivas y simbólicas- que fragilizan sus vidas.. Desde estas perspectiva, las violencias deben analizarse en relación a múltiples -de ahí su carácter polisémico- y complejos fenómenos históricos, sociales, políticos, culturales y psicológicos en los que individuos, grupos o instituciones -por acción u omisión, por separado o simultáneamente- provocan la reducción de seres humanos a la condición de objetos: privándolos de distintas formas de reconocimiento en diversos regímenes de interacción, negando su condición de sujetos, disminuyendo su autonomía y, en el extremo, privándolos de condiciones mínimas de existencia 17 17.. Los jóvenes entrevistados que vivieron durante sus infancias y adolescencias este tipo de experiencias de violencias, negación del reconocimiento afectivo, fueron demandando, encontrando o construyendo nuevos soportes existenciales a partir de distintos -y en algunos casos simultáneos- caminos: escapando o siendo llevados de sus hogares a otras casas de familiares, con quienes pudieron establecer nuevas relaciones afectivas significativas; constituyendo vínculos de confianza con adultos fuera de sus familias, principalmente docentes, referentes de iglesias o vecinos; formando nuevos núcleos familiares (incluyendo o no la maternidad-paternidad) a edades tempranas, vividos como verdaderos refugios afectivos; ingresando o fortaleciendo su pertenencia a grupos y redes de sociabilidad barriales asociadas, en algunos casos, a consumos de drogas o a prácticas de violencia física; llevando adelante -a pesar de numerosas dificultades- proyectos laborales, educativos, culturales o deportivos.. Las características e intensidades de las violencias vividas por jóvenes en barrios marginalizados deben ponerse en relación con las condiciones de género, vinculares, institucionales y socio-estructurales en las que desarrollan sus biografías: las vulnerabilidades en el acceso a los soportes afectivos, simbólicos y materiales generados por la familia, la educación, el trabajo, los servicios de salud, las actividades culturales y deportivas, entre otras; los sentimientos de inseguridad, generados por los altos niveles de victimización por delitos violentos y profundizados por su fuerte impacto en las redes de sociabilidad barrial; las ausencias, faltas de respeto, abusos de poder, injusticias y estigmatizaciones, protagonizados por agentes de las pocas institucionales estatales con las que se relacionan durante sus vidas: escuela, policía, poder judicial.. Agradecemos a: la Universidad de Buenos Aires, el Instituto de Investigaciones Gino Germani (IIGG), la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Brasil (CNPq) y el Instituto de Medicina Social de la Universidade del Estado del Río de Janeiro, Brasil (IMS/UERJ), por los apoyos financieros e institucionales que hicieron posible este trabajo; los integrantes de los citados proyectos de investigación, por sus valiosos aportes en el desarrollo del trabajo de campo, la reflexión conceptual y la interpretación de los datos; y especialmente a las y los jóvenes que aceptaron participar de este estudio, narrando y reflexionando con nosotros en torno a sus experiencias.

Resumo O artigo examina o fenômeno bullying entre os alunos do ensino básico das escolas...

Embora a maior parte dos autores que estudam as práticas de bullying entre escolares concentrem-se em aspectos individuais ou particularidades das relações interpessoais dos adolescentes à luz de reflexões sobre os estigmas presentes na sociedade como um todo, nosso interesse recai, primordialmente, sobre a escola como instituição socializante, que possui características e contextos específicos que permeiam as relações entre os alunos e, portanto, exercem influência sobre as manifestações de violência e intimidações ocorridas entre todos os atores envolvidos na instituição.. Dessa forma, a discussão a respeito da escola como instituição complexa, que possui aspectos culturais específicos, clima organizacional, estruturas de hierarquia e modos de tratamento que variam de uma unidade a outra, nos interessa na medida em que joga luz sobre os aspectos escolares que podem produzir contextos mais ou menos favoráveis à disseminação de práticas de bullying.. Um elemento importante ressaltado tanto pela teoria do controle social quanto pela teoria do autocontrole é a forte associação que se observa entre as práticas de diferentes tipos de comportamento desviante, ou seja, facilmente se encontra conexão entre desvios de diferentes tipos no comportamento de uma mesma pessoa.. Os coeficientes das variáveis do grupo de características sociodemográficas confirmam em parte as colocações da literatura sobre bullying e sobre violência nas escolas em geral, em especial no que se refere ao comportamento dos indicadores de sexo e nível escolar.. As variáveis indicativas de classe social, por sua vez, apresentaram um resultado interessante, que lança luz sobre uma discussão ainda em aberto nos estudos sobre bullying, aquela a respeito de qual o efeito do status social do aluno sobre a probabilidade de envolvimento com o bullying.. Como veremos a seguir, na interpretação dos coeficientes da variável conformidade com o ambiente escolar e das demais variáveis de nível 2, a qualidade da estrutura, não da família, mas do relacionamento do aluno com o próprio ambiente escolar explica melhor a distribuição das práticas de bullying entre o alunado.. Tabela 5: Resultados dos modelos com variáveis de nível 2. The role of school climate in school violence: a validity study of a web-based school violence survey.. Os autores apontam também que a qualidade do clima escolar, mensurado como sentimento de pertencimento, orgulho e satisfação dos alunos com relação à escola, está inversamente ligada ao contexto de vitimização, de forma que a manutenção de um clima escolar positivo é um meio de prevenir ou reduzir a violência escolar, ao passo que um clima escolar negativo prediz a violência naquele ambiente.. Este estudo teve como foco as práticas de bullying entre os alunos do ensino fundamental e médio das escolas estaduais de Minas Gerais e buscou uma análise abrangente sobre o problema.. Outro resultado que se contrapõe a essa ideia é a associação positiva encontrada entre nível socioeconômico e escolaridade da mãe, por um lado, e envolvimento em práticas de bullying, por outro.. Fatores como clima escolar negativo - entendido como um ambiente geral de insatisfação dos alunos para com as escolas, os atores que a representam e os próprios colegas -, agressividade no trato dos professores, presença da polícia e tendência ao uso de punições como forma de contenção de conflitos obtiveram associação positiva com maiores níveis de bullying.. GOTTFREDSON, D. Schools and delinquency.. The role of school climate in school violence: a validity study of a web-based school violence survey.. ZOEGA, M. T. S.; ROSIM, M. A. Violência nas escolas: o bullying como forma velada de violência.

O Transtorno de Estresse Pós-Traumático (TEPT) é considerado o principal transtorno psiquiátrico...

Há muitos tipos de violência na escola, sendo que a vitimização escolar pode ser praticada tanto por pares quanto por professores.. Na pesquisa de Pinheiro e Williams (2009) com 239 estudantes de três escolas públicas de uma cidade do interior de São Paulo, com idades entre 11 e 15 anos, foi percebida uma alta prevalência de bullying , pois 49% dos participantes relatou algum envolvimento em bullying.. As pesquisas têm demonstrado uma associação entre a violência contra a criança (Grassi-Oliveira & Stein, 2008; Marty & Carvajal, 2005; Pinheiro & Williams, 2009) e exposição à violência conjugal (Baldry, 2003; Pinheiro & Williams, 2009; Weil et al., 2004) com o aparecimento de problemas de conduta dos adolescentes, como infração, comportamento antissocial e, em especial, bullying.. Pinheiro e Williams (2009) verificaram em sua pesquisa que estar exposto à violência interparental esteve associado em ser alvo/autor de bullying na escola, sendo que a probabilidade de ser vítima de bullying foi 2,6 vezes maior para os estudantes expostos a qualquer tipo de violência por parte da mãe em relação àqueles que não a sofreram; e os alunos que declararam ter sofrido violência por parte do pai tinham 3,1 vezes mais chances de relatar também vitimização por bullying .. No Brasil ainda há carência de estudos sobre a sua prevalência, uma vez que somente recentemente a Psiquiatria brasileira começou a reconhecer a importância do diagnóstico de tal transtorno (Fiszman, Cabizuca, Lanfredi, & Figueira, 2005); o mesmo ocorrendo em relação à Psicologia (Caminha, 2005).. Na busca bibliográfica foram encontrados três artigos específicos sobre bullying e TEPT na infância/adolescência: Crosby, Oehler e Capaccioli (2010), Mynard, Joseph e Alexander (2000) e Storch e Esposito (2003); e, finalmente, foram encontrados cinco estudos retrospectivos, examinando os sintomas de TEPT a longo prazo: Campbell (2004), Carlisle e Rofes (2007), Ateah e Cohen (2009), McGuckin Lewis, Cummins e Cruise (2011) e Williams, D'Affonseca, Correia e Albuquerque (2011).. Dentre os estudos com população infantil e adolescente, está o de Elklit e Petersen (2008) que realizaram uma pesquisa com estudantes de quatro países europeus, com idade média de 14,5 anos, para investigar a prevalência de eventos traumáticos (como abuso, negligência e bullying ) e o impacto psicológico desses eventos, inclusive o desenvolvimento de sintomas de TEPT.. Com o objetivo de examinar se crianças que experienciaram bullying teriam altos níveis de sintomas de TEPT, Mynard et al. (2000) realizaram um estudo com 331 crianças e adolescentes, com idades entre 8 e 11 anos de escolas da Inglaterra e descobriram que experiências de vitimização por bullying estavam associadas a estresse pós-traumático.. Segundo Idsoe et al. (2012), os resultados indicam que a exposição ao bullying é um potencial fator de risco para o desenvolvimento de sintomas de TEPT entre os estudantes vitimizados.. Além disso, as pesquisas que relacionam bullying a sintomas de TEPT (Crosby et al., 2010; Mynard et al. 2000; Storch & Esposito, 2003) indicaram correlações positivas e significativas entre os dois fenômenos, demonstrando que, a curto prazo, ser vítima de bullying pode levar ao aparecimento de sintomas de TEPT.. Esses autores mencionam, por sua vez, que na ocasião do referido estudo foi encontrado apenas um trabalho quantitativo utilizando questionário específico, elaborado por Olweus (1993) que, apesar da amostra restrita (23 adultos), é citado pela literatura como evidência definitiva da vitimização, a longo prazo, por bullying .. No Brasil, Williams et al. (2011) realizaram um estudo piloto com 81 estudantes universitários, com idade média de 21 anos, utilizando uma versão traduzida para o português do questionário SATS, constatando que quase metade dos participantes (49%) apresentou sintomas de TEPT após sua pior experiência escolar passada, sendo que 38% desenvolveram um dos sintomas de TEPT por mais de um mês.. Dada a carência da literatura, ainda há dúvidas quanto aos efeitos a longo prazo do bullying ; quais os tipos de agressões mais vivenciados pelos estudantes em estudos retrospectivos; que sintomas psiquiátricos, como os do TEPT, podem ser desenvolvidos por suas vítimas; bem como se a vivência de bullying escolar pode levar os indivíduos a sintomas atuais de TEPT ou eles já apresentam déficits psicológicos que predispõem o desenvolvimento de sintomas.. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry , 39 , 1104-1111.. Violência e transtorno de estresse pós-traumático na infância.

Videos

1. EN VIVO 🔴 | TEMA 4 LA NUEVA ESCUELA MEXICANA | EDUCACIÓN BÁSICA Y MEDIA SUPERIOR
(Edgar Valladares)
2. Nuevas perspectivas para el estudio del acoso escolar y el ciberacoso
(ASCOFAPSI)
3. Primera Sesión Virtual M03. G18
(Lucia Sabido)
4. CI#51 Seguridad Deportiva
(Conversaciones Integradas - UNLaM)
5. EN VIVO 🔴 |Tema 44. Orientaciones para la prevención, detección y actuación
(Edgar Valladares)
6. Primera Sesión de la unidad 1. Contexto
(Lucia Sabido)

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Tuan Roob DDS

Last Updated: 10/11/2022

Views: 6043

Rating: 4.1 / 5 (42 voted)

Reviews: 89% of readers found this page helpful

Author information

Name: Tuan Roob DDS

Birthday: 1999-11-20

Address: Suite 592 642 Pfannerstill Island, South Keila, LA 74970-3076

Phone: +9617721773649

Job: Marketing Producer

Hobby: Skydiving, Flag Football, Knitting, Running, Lego building, Hunting, Juggling

Introduction: My name is Tuan Roob DDS, I am a friendly, good, energetic, faithful, fantastic, gentle, enchanting person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.